domingo, 25 de diciembre de 2011

KIM JONG-IL

Kim Jong-il, funeral sin dignatarios extranjeros pero con maga

El hermético régimen norcoreano invita a una ilusionista japonesa a las exequias del dirigente

·         Corea del Norte
Genio y figura hasta la sepultura. A nadie se aplica mejor este dicho que al líder norcoreano Kim Jong-il, cuyo funeral, previsto para el próximo miércoles 28, está causando más de un problema diplomático. El país más aislado del mundo decidió no invitar a ningún dignatario extranjero a las ceremonias funerarias por su Querido Líder, muerto el pasado día 17. Sin embargo, un alto funcionario llamó por teléfono a la maga japonesa Tenko para pedirle que asista a la exequias en Pyongyang.
Además, pese a mantener unas estrechas relaciones con China, el régimen pidió a todos los empresarios y trabajadores chinos que se encontraban en Corea del Norte que se fueran del país entre el 19 y el 29 de diciembre. Tenko se ha declarado tan sorprendida por la invitación como cuando en 1997 la contactaron en Shanghái (China) otros funcionarios norcoreanos porque Kim Jong-il quería ver personalmente una de sus actuaciones. Al año siguiente, la maga japonesa actuó dos veces en Corea del Norte y en 2000 una tercera vez.
Jong-il, cuya fama de mujeriego y bon vivant traspasó las fronteras del país -se le conocen cuatro mujeres de las que tuvo hijos- invitó a Tenko a cenar varias veces y cuentan las malas lenguas que la colmó de regalos valiosísimos cuando su pueblo se moría de hambre. La última de esas cenas, según ha confesado la misma ilusionista, fue en 2009, cuando el Querido Líder se recuperaba del infarto y la apoplejía que le tuvo al borde de la muerte.
Según Tenko, que se hizo famosa por unos dibujos animados estadounidenses que la representaban, Kim Jong-il “aún cojeaba debido al infarto que sufrió el año anterior, pero después de unos cuantos vinos y whiskys, se puso contento y contó muchos chistes”.
Mientras sigue sin desvelarse si Kim Jong-il será embalsamado y expuesto como su padre y fundador de la dinastía comunista, Kim Il-sung, tampoco se ha aclarado si Tenko asistirá al funeral. Quienes sí irán por tren son la viuda del anterior presidente surcoreano Kim Dae-jung, y la presidenta del grupo Hyundai, Hyun Jeong-eun, en correspondencia a las delegaciones enviadas por Corea del Norte cuando murieron el exjefe de Estado y el presidente del conglomerado.
Los analistas de Corea del Norte aguardan ansiosos el funeral porque la colocación de cada uno de los dirigentes mostrará su posición en el nuevo círculo de poder que está trazando Kim Jong-un, el tercer hijo varón del Querido Líder, designado heredero hace menos de dos años. Además, la asistencia o ausencia de sus hermanos servirá para valorar hasta que punto están afiladas las espadas de la dinastía comunista.
Cuando en 1994, Kim Jong-il heredó el poder envío a embajadas y provincias recónditas del país a la mayoría de los familiares que estaban bien situados, para garantizarse que ninguno de ellos trataría de hacerle sombra.
Ningún periodista extranjero ha obtenido visado para asistir a los funerales, aunque el acuerdo alcanzado hace unos meses con la agencia de noticias norteamericana Associated Press para abrir una delegación en Pyongyang, permitirá al enviado de ésta estar presente.

No hay comentarios: