viernes, 29 de febrero de 2008

PASEO POR CANADÁ


El 7 de febrero de 1937 se produjo una de las mayores diásporas de la Guerra Civil española: la huída de 150.000 malagueños en dirección Este por una carretera convertida en una ratonera entre acantilados con un sin número de muertos.
Entre la escasa ayuda que recibieron los malagueños,la del médico canadiense Norman Bethune y su unidad móvil de transfusión de sangre
Sesenta y nueve años después se inauguró en Málaga, como homenaje,
el Paseo de los Canadienses.

Iniciativa del Profesor Jesús Majada,el Paseo ,está ubicado frente al Peñón de Cuervo, y es un sentido recuerdo a los muchos desaparecidos y un canto a la esperanza de los que lograron sobrevivir.

Mi madre fue uno de esos malagueños que lograron sobrevivir.Su familia acabó refugiándose en Murcia.

'Así que imagínense a 150.000 hombres, mujeres y niños disponiéndose a marcharse en búsqueda de seguridad hacia una ciudad situada o más de 100 millas a pie. Hay una única carretera que pueden tomar. No hay ninguna otra manera de escapar.'
Memorias del Doctor Bethune sobre la Guerra de España

1 comentario:

Antonio Villanueva dijo...

Enlaces de interés para profundizar en el tema:


http://www.diariosur.es/prensa/20070207/malaga/jesus-majada-fotos-bethune_20070207.html

http://www.foroporlamemoria.info/documentos/2004/nbethune_elpais26042004.htm

http://www.malaga1937.es/primera.html